Cómo medir la reutilizabilidad: guía práctica

Cómo medir la reutilizabilidad: guía práctica

Cómo medir la reutilizabilidad: guía práctica

El término de Economía Circular (EC) es parcialmente nuevo, en tanto que fue definido y descrito por vez primera por Pearce y Turner (1990) en 1990. No obstante, el término continuó latente a lo largo de unos 20 años (Elkins, 2019), y no fue hasta la creación de la Fundación Ellen MacArthur (WEF) en 2010 y la publicación de “Towards the Circular Economy”, que tiene dentro la información empresarial y económica. provecho. de modelos de negocios circulares, en el momento en que el término tuvo mayor encontronazo.

Desde ese momento, las definiciones de lo que forma una economía circular crecieron. Kirchherr et al. (2017) hallaron 95 definiciones distintas, 83 de las que fueron publicadas tras 2012. Si bien el término de economía circular incluye distintas tácticas de R, como Achicar, Volver a utilizar o Reciclar, por ejemplo (ver novedad previo), sólo algunas de las definiciones tienen dentro todas y cada una a ellos. . Por servirnos de un ejemplo, Kirchherr et al. halló que solo el 54% de las definiciones piensan Achicar, 74% Volver a utilizar y 79% Reciclar. Esta variedad de definiciones crea un desafío en la evaluación de la circularidad, en tanto que distintas conceptos comprometen distintas metodologías de evaluación y, en último término, distintas interpretaciones.

Índice
  1. Otras ideas
  2. ¿De qué manera se clasifican los plásticos?
    1. Impide obtener agua en botellas de plástico de un uso

Otras ideas

No obstante, «el inconveniente prosigue estando actualmente, si bien Dopper está en este mercado y existen muchas otras botellas de otras compañías» Conque, una investigación de mercado Se aconsejó saber por qué razón existe la práctica de obtener envases no reutilizables, mientras que se procuran medidas mucho más funcionales.

Leer Más  ¡Aprende a capturar la pantalla en apps que no lo permiten! Guía paso a paso para no perderte nada

De este estudio brotó la iniciativa de la novedosa fuente, inicialmente concebida para empleo interior pero en cuyo diseño ahora se trabaja a fin de que logre instalarse asimismo en el exterior de las construcciones.

¿De qué manera se clasifican los plásticos?

El número que hace aparición en el Código de Identificación de Plástico (RIC) señala qué género de plástico usa cada envase:

  1. PET o PETE (Tereftalato de Polietileno): Entre los plásticos mucho más reciclados y extensamente empleados en la fabricación de botellas de alimentos.
  2. HDPE (Polietileno de Alta Consistencia): plástico mucho más espeso y recio. Se emplea para la elaboración de modelos de limpieza y cosmética o tetra paks.
  3. PVC (Cloruro de Polivinilo): usado eminentemente para la fabricación de botellas, cilindros y mangueras de champú y detergente.
  4. LDPE o PEBD (Polietileno de Baja Consistencia): empleado en largometraje transparente, bolsas blandas o botellas gracias a su flexibilidad.
  5. PP (polipropileno): entre los plásticos mucho más resistentes a la presión. Por este motivo, es muy empleado en el ámbito de la automoción, en la construcción y en la fabricación de tableros herméticos.
  6. PS/OPS (Poliestireno y poliestireno bioorientado): el material OPS, derivado del PS, se usa en especial en envases tirables para alimentos. Plástico singularmente desarrollado para sostener la temperatura de los alimentos el mayor tiempo viable, puesto que aguanta el rango de temperatura entre -40º y 80º.
  7. Otros plásticos: esta categoría incluye plásticos conformados con otros materiales y plásticos biodegradables derivados de almidones vegetales.

Impide obtener agua en botellas de plástico de un uso

Nadie cuestiona que las botellas de agua son uno de los más importantes inconvenientes de restos en el planeta, por el hecho de que no todas y cada una son al cien% reciclable y en concepto de las proporciones consumidas. . Las estadísticas de Euromonitor 2016 detallan que se vendieron 480 mil millones de botellas de agua en 2016. Se calcula que menos del 50 % se recoge para reciclar y solo el 7 % se transforma en botellas novedosas.

Leer Más  ¡Aprende ahora cómo estudiar para edición de video!

Conque en el hogar sería aconsejable tomar agua del grifo filtrada y llevarla contigo, en vez de obtener botellas de plástico, puedes llevar contigo una botella reutilizable como Nalgene.

2 acreditaciones

La metodología creada por Dríade SM, con el acompañamiento científico de la Cátedra UNESCO de Período de Vida y Cambio Climático ESCI-UPF, sugiere que los envases sean reciclados -es esto, la aptitud del contenedor para hallar que sus elementos sean material reciclado de calidad- y el porcentaje de material que aún queda libre para el reciclaje de calidad se expone por medio de 2 géneros de acreditaciones informativas: la Certificación y el Sello de Reciclaje.

El Certificado de Reciclabilidad es una autodeclaración a través de la que las compañías desarrolladores de envases y/o compañías de embalaje tienen la posibilidad de detectar el porcentaje de material de envase libre para su reciclaje de alta definición.

Si quieres ver otros artículos similares a Cómo medir la reutilizabilidad: guía práctica puedes visitar la categoría Edición de video o revisar los siguientes artículos

Subir